¿Qué es el Interés?

El interés es una tasa. Es el monto de dinero ganado en una inversión o el dinero que se debe en un préstamo. Cuando los bancos u otras instituciones financieras le dan crédito, por ejemplo cuando le prestan dinero para comprar una casa o un carro, le cobran interés o un porcentaje del monto del dinero solicitado, simplemente por usar el dinero de ellos. Por otro lado, usted también puede hacer dinero ganado interés cuando invierte su dinero. Los ejemplos de inversiones en los que puede ganar interés incluyen depositar su dinero en una cheque que genere interés o cuentas de ahorros, bonos, bonos del Tesoro, plazos fijos, fondos del mercado de dinero, acciones o bonos de fondos comunes o acciones individuales.

Ganando interés en los ahorros
En los últimos años, Oscar se las ha ingeniado para ahorrar un poquito de dinero que recibe de sus cheques, algunos trabajitos y regalos, y ha logrado reunir $1.000. Recientemente se enteró que podía depositar el dinero en una cuenta de ahorros en su banco local. Escuchó que su dinero estaría protegido por ley y que ganaría interés al abrir una cuenta. Depositó sus $1.000 dólares en una cuenta de ahorros en el banco ABC en una cuenta que le registró un 3% de ganancias anuales. Al final del año Oscar había ganado $33 solamente por abrir una cuenta y no tocar ese dinero.

Ganando interés en una inversión
Laura y Roberto recibieron regalos de familiares para su boda y lo combinaron con algunos ahorros personales para reunir $7.500 en ahorros. No estaban listos para establecerse de inmediato pero sabían que querían comprar una casa en 3 ó 4 años. Se reunieron con un consejero personal de finanzas y decidieron invertir $7.500 en acciones de fondos comunes. Los intereses de los fondos variaron cada año, pero después de 4 años han ganado aproximadamente 7% de interés anual y vio su inversión original de $7.500 incrementarse a aproximadamente $9.800.

Pagando interés en un préstamo
Carla y José se acaban de mudar a un nuevo apartamento. Con las justas pueden cubrir el alquiler mensual, pero necesitaban muebles. Compraron los muebles a crédito usando un plan de financiamiento de tres años en una tienda local. Gastaron casi $5.200 en muebles a un interés del 14%. Al firmar un préstamo a largo plazo a una relativamente alta tasa de interés ellos en realidad van a tener que pagar un adicional de $1.032 por los muebles. Una mejor idea hubiera sido conseguir un préstamo personal a bajo costo por medio de su banco o cooperativa de crédito de la compañía, o también pedir prestado a familiares o buscar precios más bajos, tal vez de muebles usados en buena condición que pueden pagar en efectivo.

El préstamo más grande que acepta la mayoría de las personas es el de una hipoteca para la casa. Por ejemplo, usted acepta una hipoteca de $50.000 al interés fijo del 10% por un periodo de 30 años. Su pago mensual sería de $439. Eso significa que por 30 años usted pagará $439 mensual por su préstamo hipotecario. Durante la existencia del préstamo ese 10% de interés que usted está pagando irá creciendo y en el momento que usted haya cancelado su préstamo 30 años después, habrá pagado al banco $157.965 - más de 3 veces el monto que solicitó prestado para comprar la casa.

Aunque suena como una gran cantidad, solamente significa que los intereses se van sumando. Una manera de ahorrar es hacer anualmente un pago adicional dirigido a la deuda principal de su préstamo hipotecario. Al hacer ese pago adicional usted puede reducir en 9 años el período de pago de su deuda y ahorrarse más de $38.0000 en intereses.