Maneras de invertir y de hacer crecer sus ahorros para solventar los gastos de educación universitaria

Usted y su cónyuge puede que hayan pensado de antemano sobre cómo pagar la educación universitaria de sus hijos. Si es así, revise el plan y determine si es realista ahora que está manteniendo la familia con un solo ingreso. Si no es así, o si no realizaron planes, no deje que la ansiedad se apodere de usted. La buena noticia es que hay opciones para que empiece fácilmente a ahorrar e invertir ahora para la educación de sus hijos.

No es suficiente querer ayudar a su hijo a poder pagar la escuela universitaria, necesita tener un plan para hacer que esto realmente ocurra.  Sin embargo, poner dinero en una cuenta de ahorros en su banco o cooperativa de crédito no le hará ganar suficientes intereses para correr con los gastos.  En su lugar necesitara aprender más y escoger una; o mejor aún, algunas maneras distintas de ahorrar e invertir para la educación universitaria de sus hijos. A continuación podemos observar una lista de las vías de ahorros e inversiones para la universidad más populares.

Planes de ahorro para la universidad patrocinados por el estado

Los planes de ahorros patrocinados por el estado, también conocidos como planes 529, son llamados los reyes de los planes de ahorros para la universidad. ¿Por qué? Bueno, ofrecen un plan estratégico de inversiones manejado por experimentados profesionales, y permiten que usted o cualquier otro donante deposite grandes sumas de dinero libre de impuestos en la cuenta de sus hijos donde las ganancias crecen libres de impuestos para pagar la universidad.

Funciona de esta manera: deposita su dinero en una cuenta patrocinada por el estado (en el estado en que resida o en cualquier otro). La cuenta es supervisada por la oficina de la tesorería estatal o por un administrador del programa asignado por el estado, normalmente una compañía de inversiones. El administrador del programa invierte los fondos en una variedad de acciones, bonos, certificados de depósitos y fondos mutuales.

Mientras más joven sea su hijo (más tiempo él/ella tiene hasta entrar en la universidad), más agresivo es el plan de inversión (lo que significa que el plan probablemente invertirá más agresivamente en acciones o fondos mutuos de acciones, por ejemplo, en vez de invertir en certificados de depósitos o bonos). El administrador del fondo transferirá su dinero con el tiempo, a inversiones más conservadoras para que cuando llegue el momento de entrar a la universidad, su dinero esté invertido en inversiones de bajo riesgo y más líquidas (de alta accesibilidad). Esta estrategia está diseñada para darle el mayor retorno de dinero al invertir de acuerdo al tiempo que le quede hasta tener que utilizar sus fondos.

  • Existen beneficios significativos al invertir en un plan universitario 529 - lo más notable es que:

    Con los cambios actuales en las leyes de impuestos, todas las ganancias de su inversión están libres de impuestos.
  • Cualquiera puede contribuir al plan (padres, abuelos, amigos, etc.).
  • Cada beneficiario (cada niño que tenga una cuenta) puede recibir hasta US$10.000 por año libres de impuestos (los beneficiarios deben ser ciudadanos estadounidenses).
  • El dinero puede ser utilizado para casi cualquier gasto relacionado con la universidad y puede ser transferido a otro hermano si su hijo no acude finalmente a la universidad o si queda dinero adicional después que se gradúe.
  • Como custodio de la cuenta, usted tiene el control completo sobre ella.

Puede obtener una lista de todos los planes de ahorros universitarios 529 en toda la nación en el sitio Web Collegesavings.org (www.collegesavings.org).  El sitio Web es parte de la red de planes para ahorros universitarios, una red nacional sin fines de lucro dedicada a hacer la universidad más accesible y razonable, para ayudar a las familias a ahorrar en un plan de ahorros universitarios 529.  También puede comparar planes según sus características o por estado en el sitio Web. 

Cuando se considera un plan de ahorros universitarios 529, estas son las preguntas que se debe hacer uno mismo, a un consultor financiero o con quién este trabajado y/o el administrador de su plan actual:

¿Qué honorarios están asociadas con este plan (honorarios de inscripción, honorarios de aplicación, honorarios de mantenimiento, etc.)?

Los honorarios varían según el estado y existen diferencias. Por ejemplo, el plan de un estado puede tener recargas de honorarios anuales como un porcentaje de dinero invertido. Así que si su plan estatal tiene un recargo de un honorario anual del cinco por ciento de los fondos invertidos y usted tiene $3.000 invertidos, entonces va a pagar $150. Compare con otro plan estatal que cargue un honorario del 15 por ciento de los fondos invertidos y pagará $450 por los mismos servicios.  

¿Cómo se compara la cantidad de cuotas que necesito pagar para este fondo con la cantidad de dinero que puedo obtener potencialmente con interés? 

¿Cuánto tiempo ha usado el estado esta firma de inversiones para gestionar el plan? ¿Cómo ha rendido el plan hasta ahora? ¿El estado ha cambiado los gerentes de inversión desde que ha iniciado el plan?

¿Puedo obtener una lista de los planes de ahorros universitarios de todos los 50 estados?

¿Qué multas existen por retiro temprano o si escojo retirar el dinero para propósitos no calificados (refiriéndose a razones no aprobadas bajo las directrices del programa)?

¿Cuáles son los requisitos de contribución mínimos y máximos?

¿Mis contribuciones van a estar exentas de impuestos estatales y federales? 

¿Existe un límite de edad o límite de tiempo para poder retirar el dinero de este plan para pagar la educación de mi hijo? 

Después de obtener respuestas para estas y cualquier otra pregunta que tenga, tómese un tiempo para comparar planes cuidadosamente antes de invertir. También puede querer considerar una reunión con un profesional financiero acerca de invertir en planes 529 como parte de su estrategia total para ahorrar para gastos universitarios. 

Una vez que escoja un plan y comience a invertir, revise las declaraciones de ganancia de su plan en una base regular para ver cómo se están desarrollando sus inversiones.  También puede revisar Morningstar.com (www.morningstar.com) para ver como se está desarrollando.  Si no está satisfecho con el desempeño del plan, puede hablar con un profesional financiero para revisar sus opciones sobre los planes 529 y otras vías de ahorro universitario como los que se enumeran a continuación. O llame al número de contacto que se muestra en la información que recibió sobre el plan y pregunte por una persona encargada de las inversiones.   

Si deja de invertir en el plan que ha escogido, debe considerar seriamente en mantener el dinero ahí hasta que necesite retirar los fondos para los gastos universitarios de su hijo o le cobrarán una multa por retiro adelantado. Puede también abrir otro plan 529 en otro estado y comenzar a invertir en ese plan adicionalmente a lo que ya haya invertido en el primer plan.  La mayoría de los estados no tienen un requisito de residencia para abrir una cuenta y no existe límite de número de planes en los que puede invertir.    

Plan de matrícula prepagada
Suena atractivo. Pagar el costo de la matrícula de la universidad de su hijo mientras todavía usa pañales, define un plan de matrícula prepagada. Escoge una universidad o grupo de universidades (por ejemplo, todas las universidades públicas del estado donde reside) y guarda dinero en un fondo para cubrir los costos de matrícula cuando su hijo esté listo para entrar a la universidad. Por supuesto, puede ser difícil escoger a qué universidad su hijo quiere ir, si aún es demasiado pequeño. Si él/ella decide no ir a la universidad o decide ir a otra que no es la que usted seleccionó, varía la cantidad de dinero que se le devuelve del plan. Cuando busque posibles escuelas universitarias  y universidades pregunte si ofrecen un plan de enseñanza o ubique y contacte el Tesorero del Estado para aprender acerca de planes de enseñanza prepagados en su estado.

Cuentas UGMA
Por sus siglas en inglés, UGMA significa "Ley Uniforme de Donaciones a Menores". Las cuentas UGMA y las UTMA ("Ley Uniforme de Trasferencias a Menores") también son llamadas cuentas de custodio. Esto significa que hasta que su hijo tenga 18 años de edad (o 21 en algunos estados), usted es el custodio de la cuenta y tiene la responsabilidad completa de saber como será usado e invertido su dinero. Cuando el niño cumpla la edad legal, la cuenta pasará a su propiedad. Mientras el niño sea menor de edad, el dinero puede ser usado para pagar la universidad o cualquier otro gasto. Cuando la cuenta sea propiedad de su hijo, él /ella puede utilizarla como quiera. No puede transferir la cuenta a un hermano y el beneficiario debe ser ciudadano estadounidense. Hable con un representante de su banco o cooperativa de crédito acerca de cómo crear una cuenta UGMA o UTMA.

Cuentas de ahorros de educación Coverdell (antes conocidos como cuentas IRA de educación)
Las cuentas de ahorros Coverdell de educación no le permite guardar grandes cantidades de dinero para los costos universitarios, pero es una buena opción para guardar algunos ahorros. Todos los beneficiarios deben ser ciudadanos estadounidenses.

Puede hablar con un representante de su banco o cooperativa de crédito, con un planificador financiero, o haga clic aquí para ver una lista de proveedores de bajo costo de Coverdell ESA de Savingforcollege.org que cobran $10 o menos para abrir y mantener una cuenta.

Bonos de las series EE/Bonos de ahorros
Estos bonos distribuidos por el gobierno federal son otra manera de ahorrar dinero para la educación universitaria de su hijo. Puede comprar un bono por tan solo US$50 y hasta puede comprarlos en línea en www.publicdebt.treas.gov. La tasa de interés sobre estos bonos se ajusta dos veces al año y pueden ser canjeados en efectivo seis meses después de haberlos comprado o recibido.

Para más información sobre cómo financiar la educación universitaria, visite los siguientes enlaces: