Inscripción abierta

Elisa y Enrique son una familia de dos ingresos. Elisa trabajaba como paralegal y Enrique como un consejero familiar en una agencia sin fines de lucro que atiende a jóvenes con problemas. Ambos tienen un hijo de dos años y Elisa tendrá un segundo bebé en unos pocos meses. Unas semanas atrás, tanto Elisa como Enrique recibieron unos formularios de sus empleados en los cuales se indicaban sus beneficios, a la vez que anunciaban algo llamado “inscripción abierta”, por medio de lo cual tendrían la posibilidad de cambiar los beneficios que ambos recibían por medio de sus trabajos. Elisa y Enrique le dieron un vistazo a todos los papeles, pero ninguno se tomó el tiempo suficiente para estudiarlos detenidamente y completarlos. Con reuniones a las que debían asistir, plazos que tenían que cumplir y niños a los cuales había que atender, simplemente pusieron los papeles a un lado y ahí los dejaron. Desafortunamente para ellos, no advirtieron que si se hubiesen tomado el tiempo para aprovechar las posibilidades de la “inscripción abierta”, tendrían las siguientes posibilidades:

  • Abrir una cuenta de gastos flexibles que les hubiera ayudado a reducir sus impuestos y ahorrar para pagar los costos extraordinarios de atención médica al mismo tiempo.
  • Inscribir a sus niños en un nuevo plan dental para dependientes bajo uno de sus planes.
  • Aumentar el monto de dinero que ambos colocan actualmente en sus planes de ahorro para jubilación.

Tan sólo si hubieran dedicado unos minutos a estos papeles, Elisa y Enrique hubieran podido aprovechar nuevos mecanismos para mejorar la cobertura del seguro médico de su familia, reducir su ingreso imponible y ahorrar para el futuro. Esto es lo que la “inscripción abierta” puede representar para usted y su familia.

Numerosos empleadores realizan lo que se denomina “inscripción abierta” (open enrollment) durante el otoño. Este es un tiempo específico (por ejemplo 1 de noviembre al 15 de noviembre) cuando usted puede revisar los beneficios que ofrece su empleador y decidir si quiere o no mantener sus actuales beneficios o bien cambiarlos.

Veamos exactamente qué debe entenderse por “beneficio”. Un beneficio es algo que su empleador le ofrece, además de su cheque regular de pago de salario, a cambio del trabajo que usted efectúa. Los empleadores pueden escoger qué tipo de beneficios le ofrecen a los trabajadores. Los ejemplos de beneficios que los empleadores podrían llegar a proporcionar son los siguientes:

  • Seguro médico
  • Seguro de vida
  • Cuentas para gastos flexibles
  • Seguro de incapacidad de corto y largo plazo
  • Planes de ahorro de jubilación
  • Planes dentales
  • Beneficios de visión
  • Cobertura legal
  • Muerte accidental o mutilación
  • Vacaciones y licencia por enfermedad
  • Beneficios de salud mental

Al principio de la sesión de “inscripción abierta”, el departamento de Recursos Humanos de su empleador debe enviarle una declaración en la que se mencionen todos los beneficios actuales que usted tiene, todos los beneficios que ofrece su empleador y para qué beneficios usted es elegible.

  • Vea y revise la declaración de beneficios cuidadosamente. Si es casado(a), asegúrese de revisar los paquetes de beneficios suyo y de su cónyuge para ver qué beneficios usted está recibiendo y cuánto le están costando a su familia. Al revisar ambos planes de beneficios usted podría advertir que, en algunos rubros, tiene más cobertura de la que realmente necesita; que no tiene suficiente cobertura en otras áreas o bien que podría ahorrar dinero o mejorar su cobertura cambiando los planes (por ejemplo, tener sus niños indicados en el seguro médico de su marido, con él como el principal titular de la póliza y sus niños mencionados como dependientes).

Una vez que usted entienda exactamente qué beneficios tiene, haga las siguientes preguntas acerca de cada uno de estos beneficios:

  • ¿Estoy automáticamente inscripto para este beneficio? Por ejemplo, hay compañías que automáticamente inscriben a sus empleados en planes de seguro de vida o muerte accidental, así como en el seguro por mutilación. Algunos beneficios pueden ser completamente pagados por su empleador; otros pueden implicar una prima (premium), o un costo que usted deba pagar. Si se encuentra automáticamente inscripto en algún beneficio que le acarree un costo, pregúntele a su departamento de recursos humanos si se le requiere mantener esa cobertura. Si no está obligado a pagar esa cobertura, consulte con el departamento de recursos humanos acerca de los pros y contras de efectivamente poseer tal cobertura.
  • ¿Cuánto estoy actualmente pagando por este beneficio? Recuerde de incluir tanto el dinero que es descontado de su cheque de pago (también referido a veces como “prima mensual” o monthly premium en inglés), así como costos extraordinarios (out of pocket costs). Tomemos el seguro médico como un ejemplo. Si tiene seguro de salud a través de su empleado revise su declaración de beneficios y haga las siguientes de preguntas:
    • ¿Cuánto es descontado de mi cheque de pago durante cada período en concepto del seguro?
    • ¿Hay algún “deducible” al cual necesito llegar cada año primero, antes que el seguro comience a pagar los costos extraordinarios (out of pocket)?
    • ¿Algún co-pago que se me requiere pagar para visitas de oficina, recetas médicas, etc.?
  • La próxima pregunta a la que usted quiere conocer la respuesta es: ¿estas tarifas aumentarán? Si es así, ¿cuánto?
  • ¿Es el beneficio expandido o restringido de alguna manera? ¿Hay nuevas limitaciones sobre este beneficio? ¿Hay algunas limitaciones que se agregan?
  • ¿Necesito re-inscribirme para cada beneficio con el fin de mantener la cobertura?
  • ¿Necesito re-inscribirme solo para mí o por cada uno de mis dependientes que son cubiertos bajo los términos del plan?
  • ¿Cambia la elegibilidad para el beneficio? Por ejemplo, si usted no era previamente elegible para un beneficio específico, digamos por caso el seguro de vida, ¿es usted ahora elegible para el mismo? ¿Son elegibles los miembros de su familia o sus dependientes?

Si está interesado en inscribirse para recibir algún nuevo beneficio para el cual hasta el momento usted no era elegible, revise su información de inscripción o consulte al representante de Recursos Humanos de su empleador:

  • ¿Cómo y cuándo me puedo registrar? Vea si usted puede inscribirse a través del Internet o si necesita llenar formularios en papel para presentar ante su departamento de recursos humanos.
  • ¿Cuánto cuesta el beneficio? ¿Será el costo de ese beneficio deducido de su cheque de pago, pagado de su propio bolsillo o ambos?
  • ¿Cuándo comienza la cobertura? A veces la cobertura comenzará el día que los papeles que usted llenó sean recibidos y procesados. Otras veces habrá cierto retraso si usted se inscribe durante el periodo de “inscripción abierta”.

No importa qué tan ocupado esté en su vida, simplemente tómese unos pocos minutos durante cada sesión anual de “inscripción abierta”, empezando este año, para tomar desde hoy mismo control sobre el paquete de beneficios para usted y su familia. Se trata solamente de unos pocos minutos para leer, revisar y responder, lo cual puede significar ahorros, nuevos beneficios y mayor tranquilidad al saber que usted está aprovechando planes que le pueden ayudar a cuidar y proteger su familia.