¿Cómo saber si estoy recibiendo el mejor servicio de un consultor que ya he contratado?

Si ya ha empezado a trabajar con un agente o consejero en finanzas, es una buena idea periódicamente evaluar la clase de consejo y servicio que usted recibe y si le está ayudando a alcanzar sus metas financieras. Algunas preguntas que puede hacer son:

  • ¿Le ha ayudado a determinar cuánto riesgo está dispuesto a asumir? Nunca hay garantía del resultado de las inversiones. Un buen agente o consejero le ayudará a determinar qué tiempo tiene para invertir su dinero y cuál es el riesgo que está dispuesto a tolerar. En general, mientras más largo sea el plazo para la inversión, con mayor tranquilidad puede asumir un riesgo. Mientras más corto sea el plazo de su inversión, menor el riesgo que usted probablemente quiera tomar para poder acceder a sus fondos cuando los necesite.
  • Al revisar sus cuentas, si ha notado que sus inversiones están perdiendo dinero de manera constante o disminuyendo en valor, ¿se ha comunicado con su consejero con usted para explicarle por qué está perdiendo dinero? Si le recomienda mantener una inversión que está en descenso, pregunte por qué. ¿Le recomienda otras opciones si usted no se siente cómodo de mantener una inversión que registra pérdidas?
  • ¿Le ha presentado su consejero un plan integral, bien planificado para su dinero? Debería tener algo por escrito en el que usted y su consejero puedan referirse cuando toman decisiones financieras y de inversión. No es un asunto de fe ciega, usted debería sentirse bien de saber que está trabajando en conjunto con su agente u otro experto. El o ella deberían tener un plan en el que puedan trabajar, ajustar o cambiar a medida que cambien las circunstancias de la vida o sus necesidades financieras.
  • El consultor diversifica (si usted está trabajando con un agente) o recomienda firmemente diversificar sus inversiones (si está trabajando con un consejero o planificador)? La diversificación significa expandir sus inversiones en una amplia gama de opciones diferentes (bonos, acciones, fondos mutuos o plazos fijos/CD) para reducir el riesgo. El principio es no tener más del 4 por ciento de sus inversiones en una sola acción. La diversificación es la clave si quiere aprovechar en invertir en varios sectores (por ejemplo, salud, tecnología, manufactura, etc.) y usar una variedad de opciones de inversiones (bonos, acciones, plazos fijos/CDs, etc.)
  • ¿Su consultor revisa periódicamente su plan financiero y el criterio que usted utiliza para la toma de decisiones financieras a fin de asegurarse que es apropiada para sus actuales necesidades?
  • Cuando su consultor le recomienda comprar o vender algún título en particular, ¿le explica por qué?

Usted siempre debe saber cómo una venta o compra que se recomienda encaja en su plan personal de finanzas.

  • Pregunte si un consultor es dueño de alguna acción individual que le está recomendando comprar. Si no lo es, que le explique por qué.
  • Averigüe si la firma tiene una relación directa con la compañía cuya acción le está recomendando comprar y si el consultor está recibiendo una buena comisión para vender esta acción en comparación con otras.
  • El consultor se mantiene en contacto con usted por correo electrónico, cartas tanto durante un mercado con tendencia a la baja ("bear market") como lo hace con un mercado alcista ("bull market")?
  • ¿Le ha llamado su agente para discutir su plan financiero sin también tratar de venderle algo?
  • ¿Le responde sus llamadas, sus correos electrónicos?
  • ¿Le recomienda rutinariamente uno o dos tipos de inversión sobre otros? Si es así, ¿por qué?

Recuerde que independientemente de cuánto tiempo usted ha contratado a alguien para que administre sus finanzas, la relación que tiene con esa persona es de negocios. Ellos trabajan para usted y por eso necesita sentir absoluta confianza de que velan por los intereses de usted - y no por solamente por los de ellos. Si tiene alguna duda sobre las calificaciones, habilidad o dedicación de su consejero para ayudarlo a alcanzar sus metas financieras, trate de aclarar sus sospechas. Revise sus antecedentes, adiestramiento y revise su capacidad de respuesta en general. Si tiene preocupaciones, hágaselas saber. Si no está completamente satisfecho con sus explicaciones y trabajo de seguimiento, empiece a buscar un nuevo consejero. Siga el mismo proceso que hizo para encontrar a ese consultor. Pida referencias a amigos, compañeros de trabajo y vecinos, use Internet y el libro de teléfonos. Haga una lista de contactos potenciales y establezca las citas iniciales. Usted merece alguien que trabaje tan duro como usted por su dinero.